Recepción dehôtel Mont Blanc ChamonixRecepción dehôtel Mont Blanc Chamonix

UN PALACIO
DE LA BELLE ÉPOQUE

Mujer en el balcón de su habitación Hôtel Mont Blanc Chamonix
Montaña nevada Hôtel Mont Blanc Chamonix

ACCESO
LOS VERANOS

Alojarse en el Mont-Blanc es disfrutar de una institución del valle en pleno centro de la ciudad. Desde 1849, este hotel legendario acoge a una clientela cosmopolita venida de todos los rincones del mundo para descubrir el pico más alto de Europa. Idealmente situado a dos pasos de la calle principal, el edificio Chamonix deja ver su fachada blanca y sus contraventanas azules. Desde las habitaciones y suites se puede contemplar el espectáculo de las cumbres más altas. A un lado, los Drus se alzan tras un bosque de abetos; al otro, el imponente glaciar de Bossons, al pie del Mont-Blanc.

REINVENTAR
HISTORIA

En su interior, podrá redescubrir la elegancia de los palacios que se construyeron en Chamonix a principios del siglo XIX, cuando la estación acogía a una acaudalada clientela internacional que venía a descubrir las primeras vacaciones de deportes de invierno. El hotel de 5 estrellas ha sido completamente renovado por la interiorista Sybille de Margerie, inspirándose en la naturaleza y el entorno. Las habitaciones se asoman a un magnífico panorama montañoso, ofreciendo espacio, lujo y confort. Cada mañana, el hotel ofrece el placer de despertarse frente al más bello de los picos, el Mont Blanc. Los huéspedes más afortunados pueden disfrutar del eterno espectáculo de la montaña desde uno de los numerosos balcones que adornan la fachada.

Sala de recepción con mesa y chimenea Hôtel Mont Blanc Chamonix

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

Mujer desayunando frente a la piscina Hôtel Mont Blanc Chamonix
Balcón de una habitación de hotel con vistas a la montaña nevada Hôtel Mont Blanc Chamonix
Mujer sosteniendo un vaso con hielo Hôtel Mont Blanc Chamonix
Leche en el café durante el desayuno Hôtel Mont Blanc Chamonix
RESERVAR AHORA